LASAGNA

Read this post in english here

Hola a todos, me llamo Cristóbal, tengo 30 años, soy Arquitecto de profesión y cocinero autodidacta. Trabajo en un museo.

De la arquitectura fui explorando y especializándome en el diseño interior, y junto a mi gran interés por las artes y los museos, llegue a diseñar museografía.

Por otro lado, tengo otra pasión absoluta: cocinar.

Encuentro en la cocina un lenguaje universal, el comer, y todo lo que eso conlleva. Pensar en el que, el cómo, el cuándo, el dónde y el con quien son razonamientos que me llevan a imaginar una completa situación, desde lo más cotidiano a lo más formal, pero siempre con un solo elemento como materia principal, el sabor.

Disfruto cocinando, tanto como comiendo y compartiendo. Sobre todo compartiendo. Creo que el aprendizaje no sirve de nada si no se trasmite.

Es por eso que estoy acá, creo que nunca me hubiese imaginado escribiendo sobre cocina, pero me gustan los desafíos, y veo esto como uno de los más grandes.

Agradezco a CHAKULA por la invitación, espero ser un aporte y que juntos vayamos descubriendo y desarrollando todo lo que tenga que ver con la comida.

Lo principal es perder el miedo, no se puede cocinar con miedo. Déjalo fuera de la cocina y empieza a cocinar dispuesto a equivocarte y a inventar, de eso se trata. Si no tienes un ingrediente, reemplázalo. Revive las recetas, ponles tu sello, reutiliza y reinventa.

Como es mi primer post, les voy a dejar una receta que de alguna manera, me lleva a mis inicios en la cocina, una de las primeras cosas que cocinaba cuando partí eran pastas, y aquí les dejo una lasaña que a pesar de la simpleza de sus ingredientes la hacen un plato increíble, que los invito a probar de todas maneras.

Lasaña de espinacas con tomates, puerros,  jamón ahumado, ricotta y  queso parmesano.

  • 250 gr de espinacas picadas, crudas.
  • 200 gr de ricotta.
  • 1 litro de salsa de tomates natural o envasada (la natural la hago con tomates de tarro, zanahoria rallada, cebolla picada en cuadros, laurel, albahaca, sal, pimienta, aceite de oliva y una cucharada chica de azúcar para eliminar la acidez del tomate).
  • 150 gr de jamón ahumado (puede ser jamón serrano también)
  • Pasta fresca para hacer las láminas (la pasta la hago con 2 tazas de harina cernida, 3 huevos, una pizca de sal y un poco de aceite de oliva, se amasa unos 8 minutos y se deja reposar unos 15 minutos a temperatura ambiente, luego se estira, y se cortan las láminas).
  • Queso mozzarella.
  • Queso parmesano rallado.
  • Sal y pimienta.
  • Aceite de oliva.

En primer lugar prende el horno a unos 180 – 200 grados. Lo primero que hago al entrar a la cocina es prender el horno, independiente si lo vaya a usar o no. Eso me ha salvado de muchas situaciones que con un poco de ingenio, puedes lograr el éxito rotundo de cualquier plato. Las cosas no siempre se dan como queremos o pensamos, por eso creo que en la cocina hay que ser lo suficientemente desestructurado. En el camino se van dando muchas posibilidades.

Volviendo a lo nuestro. Si vas a hacer la pasta, es el momento de partir. Haz un volcán con la harina y en el centro anda incorporando los huevos, el aceite y la sal. Comienza a mezclar. Con harta paciencia ponte a amasar hasta que te quede una masa lisa y homogénea, que se desprenda sola de las manos y déjala reposar a temperatura ambiente.

Por otro lado, en un sartén bien caliente con aceite de oliva saltear el puerro en julianas a fuego lento por unos 5 minutos, hasta que este transparente.

Incorporar el jamón cortado en tiras y cocinar por 10 minutos.

Corta la espinaca e incorpórala cruda (esto le va a dar una crocancia increíble a la lasagna) cocinala por 5 minutos, salpimentar y dejar que se enfríe. Una vez frio mezclar con la ricota, un poco de aceite de oliva y rectificar la sal. Reservar.

Llego el momento de hacer la salsa de tomates. En un sartén suda la cebolla cortada en cuadros pequeños con el laurel y la albahaca, una vez transparente agrega la zanahoria rallada y cocina 5 minutos. Luego los tomates de tarro con su jugo y deja reducir por 20 minutos, rectifica sal y pimienta y agrega una cucharada de azúcar.

Pon a hervir agua con sal, hecha a cocer las láminas y cuando floten, retíralas y reserva.

En una fuente para hornos empieza a armar la lasaña. Primero una capa de la salsa de tomates, luego láminas de lasaña, luego la mezcla de espinacas, jamón y ricota, luego el queso y así hasta completar la fuente. Al final, harto queso parmesano rallado.

Al horno por 20 a 25 minutos y listo.

Sírvela en el minuto por que la pasta no espera a nadie!

 

ENJOY!

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s