TEA TIME

Da lo mismo la estación del año, la hora del té es indispensable.

Cuando llegábamos a la casa del colegio, tipo 4pm, con tres horas de no haber comido nada y un hoyo en la guata, nada mejor que te estuvieran esperando con un bowl de chocapic, de los antiguos con autentico sabor a chocolate sin exceso de cereal y las cosas raras que le pusieron, con leche o yogurt de damasco, frambuesa o frutilla y chispitas. Para los incultos, las chispitas son panes con queso y jamón calientes, estilo sandwich; también llamados aliados, prensados, pan con queso y jamón derretido y muchos más. Esto tiene que ir acompañadas de ketchup, sí o sí, no hay discusión.

Lo mejor era ir con amigos a la casa, porque todo era mucho más producido. Marraquetas tostadas con mantequilla en los tostadores no eléctricos; imposible que no se quemara alguna de las puntas del pan y había que raspar con el cuchillo; con palta y jamón, queso mantecoso con mermelada de frambuesa y también otros con manjar. Leche con plátano, durazno o alguna fruta de estación para llenar estómagos insaciables.

En verano o invierno un clásico indiscutible es el pan amasado. Hecho en casa o comprado en la panadería del lugar donde se pasan las vacaciones, llega calentito y aunque la mantequilla este recién salida del freezer se derrite y te dan ganas de echarle la mayor cantidad posible, porque como que se hidrata y no quedan excesos.  También haykuchenes de crema pastelera con frambuesas naturales o con esa capa de jalea con frambuesas que es imposible más plástica, pero al primer bocado, a mí por lo menos, me dan ganas de comerme toda la fuente.

Un buen dato feminista es MaryTé casa de té, queda en Av. Nueva Costanera 4323 a la altura de Av. Américo Vespucio. Digo feminista porque fui con una amiga y llegamos a la conclusión que era un lugar para mujeres; jóvenes, adultas, veteranas, todas califican. Preguntamos si iban hombres y nos dijeron que no en club de toby, pero sí habían ido un par acompañando a la señora; tiernos.

No hay estacionamiento privado, pero se pueden estacionar en el pasto de la casa o en la calle de al lado. Desde la calle se ve una casita blanca antigua con unas mesitas a en el patio con tasitas y teteritas. Todo en diminutivo porque es muy bonito y chiquitito. Es como si te transportaran  a Alicia en el país de las maravilla, la versión antigua eso sí, donde todo es blanco con lila que dan ganas de parar el dedo chico cuando de están tomando el té. Nos sentamos adentro y nos contaron lo que ofrecen, claramente nos fuimos directo al menú de onces. Por $8.900 te dan dos jugos naturales, pedimos el de frutos del bosque, que se puede cambiar por té o café.  Además seis tapaditos en pan de hoja, dos de salmón queso crema,  dos de roast beef lechuga mayonesa y dos ave pimentón mayonesa, increíbles; cuatro dulces chilenos y cuatro galletas dulces caseras, que lo complementan perfectamente.

La variedad de productos es inmensa. En cuando a tés hay verde, rojo, blanco, negro,oolong, infusiones, ice tea y frost-t. También tienen cafés y chocolates calientes, jugos naturales y smoothies. Lo entretenido de esta casa de té, es que no solo es para ir a esa hora, sino, que también hay ensaladas, sandwiches, quich y empanadas para el almuerzo.

KAFURAHIA CHAKULA

 

*Foto de portada de http://otramedicina.imujer.com/

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s